Expedición Tierra del Fuego, Karukinka y Seno del Almirantazgo. 7/4/11

Expedición Tierra del Fuego, Karukinka y Seno del Almirantazgo. 7/4/11

Ecología y empresa, jugada maestra


Charles Darwin llegó a Tierra del Fuego en 1932 y, sorprendido, afirmó: “Un simple vistazo al paisaje fue suficiente para demostrarme lo completamente diferente que era, en comparación con todo lo que había visto anteriormente”.

“La construcción de una sociedad nueva depende del trabajo que hacemos en Karukinka. La conservación es la pieza que ordena el mundo y la llave que abre -o cierra- el futuro”, Bárbara Saavedra, Directora del Parque Karukinka. Fuente: WCS

Hábitat de un valioso patrimonio natural, el Parque Karukinka despliega toda su riqueza nativa en casi 300 mil hectáreas en Isla Grande de Tierra del Fuego, gracias a la implementación de acciones conservacionistas por parte de la Wildlife Conservation Society (WCS) y Goldman Sachs, el principal banco de inversiones del mundo (1). Una inédita y a la vez exitosa alianza que capturó nuestra atención, al pretender instalar un modelo de conservación en el siglo XXI por medio de innovadores mecanismos ecológicos y financieros.

El giro que cambió la historia

La historia de Karukinka está marcada por una serie de hechos sorprendentes que no solo impidieron su destrucción, sino que además aseguraron, a perpetuidad, la protección de su rica biodiversidad. En 2004, gran parte de los terrenos estaban en manos de Trillium, empresa forestal canadiense que pretendía explotar sus bosques. El proyecto fracasó y, al poco tiempo, la compañía quebró. Goldman Sachs recibió entonces el territorio como parte de la deuda. Así, sin más, los banqueros se encontraron a su haber con miles de hectáreas de bosques, montañas, humedales y glaciares en el corazón de la isla de Tierra del Fuego. (2)

Decidir qué hacer con un activo de esas magnitudes en los confines del mundo, no era tarea fácil. Probablemente, ofrecerlo a compradores en el mercado sonaba tentador, pero es justamente aquí donde se produce el giro que cambia para siempre el destino de Karukinka: Goldman Sachs decide convertir el territorio en un área silvestre protegida, para conservar su enorme valor en términos de biodiversidad. El parque pasa a manos de la WCS, la mayor organización conservacionista global, que lo bautiza con el nombre de Karukinka (“Nuestra Tierra”), expresión que los Selk`nam usan para hablar de Tierra del Fuego. (3)

Recorrido

Karukinka fue para Fundación RAD un gran hallazgo y una experiencia plena de aprendizajes. En terreno pudimos compartir día y noche con los científicos de WCS, recorrimos sus senderos, las pampas de turberas, bosques de lenga, lagos y fiordos, cruzamos sus lagos en kayaks y abordamos un barco para adentrarnos en el sobrecogedor Seno del Almirantazgo, hasta alcanzar el Glaciar Marinelli y regresar a través del Estrecho de Magallanes a Punta Arenas.

Conversación y Reflexiones

Junto a expositores como Bárbara Saavedra y Kathleen Barclay, comprendimos por qué un banco se decidió a invertir en un proyecto de conservación de gran escala; descubrimos la visión que inspira y mueve al parque Karukinka y los desafíos que enfrenta diariamente; conocimos algo de la historia de las etnias patagónicas y cómo se entrecruza con el desarrollo de esta zona de Chile y Argentina; y aprendimos acerca de cómo la teoría de la evolución ha impactado en nuestra concepción del ser humano en el siglo XXI.

Y más allá de admirar toda esa belleza natural concentrada en 278 mil hectáreas, entendimos que el verdadero sentido de esta expedición fue descubrir cómo un inusual match ecología – empresa puede ser una solución real y definitiva al desafío de la biodiversidad.

Karukinka, desde el fin del mundo, es un ejemplo y modelo universal de desarrollo sustentable.

FUENTES
(1) Karukinka Natural
(2) Karukinka Natural
(3) Goldman Sachs

BROCHURE EXPEDICIÓN

Revisa nuestra Galería de Imágenes

 

tags

0 comments